domingo, 25 de enero de 2015

Pura Pascual nos enseña a leer la biblioteca

El viernes 16 de enero compartió con nosotros una charla muy agradable sobre bibliotecas y animación a la lectura.

Pura Pascual es miembro del Grupo Abanico, una red de 11 locuelas dedicadas a estas tareas de hacer de los libros parte de la vida de los chicos. Son de los grupos más importantes de España en este sentido. Por ejemplo, obtuvieron un premio de la asociación Pizpirigaña, de Arenas de San Pedro, en 2012 (que incluía 100 kilos de cerezas).

Pura compartió con nosotros su vida y experiencias como animadora e impulsora de ese espacio imprescindible, pero no siempre valorado, que es la biblioteca escolar. Tenemos muchísimo que aprender de sus ideas y consejos, pero quizá el más importante es que una biblioteca escolar y la promoción de la lectura es un proyecto a largo plazo, de largo aliento, que requiere la paciencia y el buen humor que Pura derrochaba.

Cosas de las que nos habló: la necesaria Comisión de Biblioteca, que agrupa a profesores representantes de diversas etapas, padres y chicos. La redacción de un díptico Guía de la Biblioteca, para que todos sepan usarla y orientarse en ella. Los ayudantes de biblioteca, una excelente forma de integrar a los chicos más mayores. Las muchas posibilidades de actividades: rondas de libros, libros viajeros, concursos para elegir una mascota para nuestra biblioteca, lectura de chicos mayores a más pequeños (los “padrinos lectores”), los lunes poéticos (vaya, también valen otros días, pero la verdad es que empezar la semana con algo de poesía está fenomenal)…

En su cole escogían un tema anual, en torno al cual se organizaban las actividades, como la Semana de la Lectura: libros que hablan de libros, cuentos de miedo…

La verdad es que nos lo pasamos fenomenal. Hicimos una dinámica de “normas y contranormas” de cómo usar la biblioteca, con muchos abrazos y risas; leímos un poema/cuento de Inma Delgado, “Cuando nace una biblioteca” (que publicamos ahora mismo en este mismo blog), basado en el cuento/poema de Sean Taylor, “Cuando nace un monstruo”, basado a su vez en un poema tradicional brasileño, “Cuando nace un bebé” (las palabras son generosas y fértiles, si se comparten).

Quedó muy claro que es fundamental adecuar profundamente el espacio de la biblioteca (y, para que no nos quejemos de antemano, Pura nos decía que su biblioteca era más chiquitita que la nuestra): un rincón para infantil agradable, con luz y alfombras, otro para profes y padres, otro para ESO… Nos encantó el sillón de leer con las gafas con las que se lee maravillosamente.

A mí me gustó muchísimo, por ejemplo, una actividad que consistía en que los niños “eran” libros, con su tejuelo, y buscaban el lugar en el que debían ponerse. Imaginaos el potencial para el desarrollo de las categorías, el orden alfabético y temático… Pero para eso la biblioteca tiene que estar súperordenada y señalizada, claro…

Pura nos trajo un montón de libros estupendos (claro), y referencias imprescindibles, como el libro de Juan José Lage Animar a leer desde la biblioteca, de la editorial CCS. Pero sobre todo nos trajo la alegría de trabajar para extender la inagotable riqueza de la lectura entre todos los que formamos parte de este cole.

No hay comentarios:

Publicar un comentario